La necesidad de vacunas altamente eficaces que induzcan una inmunidad sólida y duradera nunca ha sido más evidente. Sin embargo, por razones que aún no se conocen bien, las respuestas inmunitarias a la vacunación son muy variables entre diferentes individuos y diferentes poblaciones.

Además, la inmunogenicidad de la vacuna es con frecuencia subóptima en las mismas poblaciones que están en mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas, incluidos los lactantes, los ancianos y los que viven en países de ingresos bajos y medios.

Aunque muchos factores tienen el potencial de influir en la inmunogenicidad de la vacuna y, por lo tanto, en la eficacia de la vacuna, la creciente evidencia de estudios clínicos y modelos animales sugiere ahora que la composición y función de la microbiota intestinal son factores cruciales que modulan las respuestas inmunitarias a la vacunación.

En esta revisión, sintetizamos esta evidencia, discutimos los mecanismos inmunológicos que potencialmente median estos efectos y consideramos el potencial de las intervenciones dirigidas a la microbiota para optimizar la efectividad de la vacuna.

Más información, aquí