El microbioma intestinal puede influir en el desarrollo de los tumores y en la eficacia de la terapéutica del cáncer; sin embargo, las características multiómicas de las cepas bacterianas antitumorales no se han dilucidado totalmente.

En este estudio, hemos integrado la metagenómica, la genómica y la transcriptómica de las bacterias, y los análisis de los datos del transcriptoma intestinal de los ratones y el metabolismo sérico para revelar un mecanismo adicional por el cual las bacterias determinan la eficacia de la terapia contra el cáncer.

En los análisis del microbioma intestinal de 96 muestras de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico, el Bifidobacterium bifidum fue abundante en los pacientes que respondieron al tratamiento.

Sin embargo, cuando tratamos los tumores de ratón singenéticos con cepas comerciales de B. bifidum para establecer la pertinencia de los posibles usos terapéuticos, sólo determinadas cepas de B. bifidum redujeron la carga tumoral de forma sinérgica con el bloqueo del PD-1 o el tratamiento con oxaliplatino al provocar una respuesta inmunológica antitumoral en el huésped.

En los ratones, estas cepas indujeron la sintonización del fondo inmunológico potenciando la producción de interferón γ, probablemente a través de la biosíntesis mejorada de moléculas y metabolitos inmunoestimulantes.

Más información, aquí.