El pronóstico del cáncer de mama (CM) temprano depende de parámetros celulares autónomos e inmunitarios. Todavía no se ha evaluado el impacto del microbioma intestinal en el resultado clínico. Se utilizó la metagenómica Shotgun para determinar la composición de la microbiota fecal en 121 muestras de 76 pacientes con cáncer de mama temprano, 45 de las cuales fueron emparejadas antes y después de la quimioterapia.

Estos pacientes se inscribieron en el estudio prospectivo CANTO, diseñado para registrar los efectos secundarios asociados al tratamiento clínico del CB. Se analizaron las asociaciones entre la microbiota fecal y la metabolómica plasmática de referencia o posterior a la quimioterapia con el pronóstico del CB, así como con los efectos secundarios inducidos por la terapia. Examinamos la relevancia clínica de estos hallazgos en ratones inmunocompetentes colonizados con la microbiota de pacientes con CB que posteriormente fueron desafiados con CB de ratones histocompatibles y quimioterapia.

Concluimos que los comensales intestinales específicos que son sobreabundantes en los pacientes con CB en comparación con los individuos sanos tienen un impacto negativo en el pronóstico de la CB, son modulados por la quimioterapia y pueden influir en el aumento de peso y en los efectos secundarios neurológicos de las terapias de la CB. Estos hallazgos obtenidos en contextos adyuvantes y neoadyuvantes justifican una validación prospectiva.

Más información, aquí