Los microorganismos residentes en el cuerpo humano, denominados microbiota, representan diversas comunidades de especies microbianas que comprenden una ecología compleja de decenas de billones de células principalmente bacterianas.

Nuestra microbiota intestinal, la más grande y diversa de estas comunidades, está en constante interacción con las células y los sistemas de nuestro cuerpo (como el sistema inmunológico) , y da forma a nuestro estado de salud y está siendo moldeado por él.

La composición particular y la diversidad de la microbiota intestinal están asociadas con muchas condiciones de salud. Sin embargo, generalmente no se sabe si tales asociaciones son simplemente correlativas o una consecuencia de la condición de salud, o si pueden causar o contribuir a la enfermedad.

Abordar este problema es un gran desafío debido a las muchas diferencias fisiológicas y de estilo de vida que pueden existir entre las personas sanas y las que tienen la enfermedad de interés. Tales factores de confusión, las variables que se correlacionan tanto con la microbiota como con el estado de salud, podrían ser la base de las muchas discrepancias observadas entre los resultados de diferentes estudios que vinculan la composición de la microbiota intestinal y la salud humana.

Más información, aquí