Es un hecho bien conocido que una amplia gama de medicamentos puede afectar la composición de la microbiota intestinal. Además, el microbioma intestinal puede afectar la eficacia y la toxicidad de los medicamentos (hallazgos previos han sugerido que los microbios intestinales podrían influir en los beneficios de la inmunoterapia del cáncer), lo que contribuye a explicar por qué no todos los pacientes responden de la misma manera al mismo medicamento. Sin embargo, poco se sabe sobre la contribución cuantitativa del huésped y el microbioma intestinal al metabolismo de los medicamentos.

Investigaciones realizadas

Un nuevo estudio, dirigido por el Dr. Andrew Goodman de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale (New Haven, EE. UU.), proporciona algunas pistas sobre cómo el microbioma intestinal influye en la capacidad del huésped para metabolizar los medicamentos usando una metodología experimental y computacional.

Los investigadores estudiaron, tanto in vitro como in vivo. Los efectos de las bacterias intestinales sobre el metabolismo de dos medicamentos antivirales, la brivudina y la sorivudina, y de benzodiazepine clonazepam. El estudio constata que la microbiota intestinal del huésped es un importante contribuyente a los metabolitos tóxicos circulantes de ciertos medicamentos como los antivirales brivudina y el medicamento contra la ansiedad clonazapem.

Estos hallazgos son un paso adelante para comprender qué medicamentos deben administrarse a un paciente para minimizar sus efectos secundarios tóxicos y también abre la opción de manipular el microbioma intestinal para lograr una mejor respuesta terapéutica.

 

Leer más: Gut Microbiota for Health